GUIA PARA EL PACIENTE

Derechos

1. Recibir atención médica humanizada y de calidad

2. La dignidad como ser humano y el respeto a sus creencias y valores étnicos culturales.

3. La confidencialidad.

4. Secreto médico.

5. Recibir información adecuada y oportuna para tomar decisiones libre y voluntariamente.

6. Libre elección de su médico, de acuerdo a disponibilidad institucional.

7. Reclamar y denunciar si considera que sus derechos humanos han sido vulnerados durante la atención.

8. Disponer de un horario y tiempo suficiente para su adecuada atención.

9. Respeto a su intimidad.

10. Trato justo equitativo sin desmedro de su condición socioeconómica, étnico cultural, de género y generacional.

11. Solicitar la opinión de otro médico en cualquier momento, previo conocimiento de su médico tratante.

Deberes

1. Brindar trato digno y respetuoso a sus médicos, enfermeras, personal paramédico y administrativo.

2. Cumplir oportuna y disciplinadamente las prescripciones e indicaciones médicas.

3. Comunicar de manera veraz y completa sus antecedentes de salud, personales y familiares.

4. Cumplir con las obligaciones económicas contraídas con la Clínica y los médicos.

5. Cumplir con las normativas de bioseguridad de la Clínica. (no fumar, guardar silencio, no consumir alimentos externos, no ingerir bebidas alcohólicas, no dormir en áreas de espera y circulación, eliminar la basura en los recipientes correspondientes, entre otras)

¿QUÉ INFORMACIÓN SE DEBE ENTREGAR AL PACIENTE?

Toda información que redunde en que el paciente entienda su situación de salud y esté dispuesto a tomar una decisión. Para que esto sea posible, al menos, debe entregarse la siguiente información:

• Sobre qué se está pidiendo consentimiento (qué es lo que se va a hacer)

• Para qué se va a hacer el procedimiento o tratamiento (objetivos claros

• Qué se espera obtener como resultado (beneficios esperados)

• Cuáles pueden ser los riesgos que se corre (riesgos más frecuentes y más graves)

• Qué alternativas existen a lo que se está proponiendo (alternativas disponibles)

• Qué ocurriría (clínicamente) si el paciente decide no acceder a lo que se le ofrece (riesgos de no tratarse o aceptar un procedimiento)

• Qué hacer si se necesita más información (a quien preguntar, dónde y cómo, información completa y continuada)

• Qué hacer si cambia de idea frente al consentimiento otorgado o rechazado (revocabilidad)

En cuanto a la Información sobre los riesgos es necesario que los pacientes conozcan los siguientes acerca los mismos:

1. Riesgos insignificantes pero de común ocurrencia: deben ser informados.

2. Riesgos y de escasa ocurrencia: no es necesario que sean informados.

3. Riesgos de gravedad y común ocurrencia: deben ser detalladamente informados.

4. Riesgos graves de escasa ocurrencia: deben ser informados.

Con toda esta información el paciente debe ser capaz de tomar una decisión que responda a sus necesidades e intereses, a sus valores, a sus criterios de bien, con respeto a sus temores y esperanzas. Es deseable que el formulario de consentimiento Informado se obtenga en un ambiente adecuado, tanto para el médico que entrega la información como para el paciente o los familiares que la reciben. Idealmente se debe disponer de una sala de consulta donde sea posible conversar con tranquilidad, sin interrupciones y en un ambiente que asegure la confidencialidad.